Una estrategia de marketing online va encaminada a atraer clientes hacia nuestro sitio web, blog o tienda virtual. Para conseguir esta conversión necesitamos de una página de aterrizaje o landing page.

Ésta será la encargada de conseguir que las visitas se conviertan en suscriptores y estos en clientes potenciales. Por este motivo, su diseño debe estar perfectamente estudiado y preparado para que resulte efectiva, atractiva e interesante para el usuario, atraiga y genere en él la necesidad de llegar hasta el site y completar la acción de compra.

Elementos de una landing page

landing page

En primer lugar, debemos establecer los beneficios que aportará al usuario introducir sus datos, ya que de otra manera no lo hará. Estos pueden ser acceso a un contenido exclusivo, descuentos solo para suscriptores, información privilegiada sobre el producto o contenido descargable. Debemos acompañarlo con una imagen atractiva, ya que la tasa de conversión con una imagen es mucho mayor que la de cualquier texto. Solo así, el cliente tendrá una idea del premio que recibe si se suscribe.

Otro elemento básico es el formulario. Este debe tener pocos campos, no más de 4 o 5 para no aburrir al usuario y hacer que abandone. Posteriormente ya pediremos más información si es necesario. Además, son recomendables formularios “Above the fold”, situados en la parte de la pantalla que primero vemos, al tener una efectividad mucho mayor que otros tipos.

Este registro del usuario debe incluir una llamada a la acción del tipo “Darme de alta”, “Participar ya” o “Registrarme” para atraerlo mejor. Junto a esto, incluiremos los bullet points, viñetas que resumen los beneficios de la página de aterrizaje en un solo vistazo.

En último lugar, para aumentar la efectividad de nuestra landing page añadiremos recomendaciones y reseñas de otros usuarios que han probado el producto, donde aparezcan incluso fotografías suyas de calidad, y así convenceremos a los nuevos clientes. También resulta importante eliminar cualquier distracción que pueda fomentar la fuga, de manera que las únicas posibilidades sean registrarse o marcharse.

Claves para crear la landing page

Una buena landing page debe contar con un diseño llamativo para que sea vista, podemos incluir imágenes, especialmente de gente sonriente y feliz mientras miran la oferta o vídeos de calidad donde veamos cómo se usa o los beneficios del producto, eso sí, de forma muy clara, ya que pueden distraerse o marcharse.

1. Usar colores que contrasten como naranja en fondo azul. Esto ayudará a que los clientes se sientan atraídos por la página y decidan hacer click. Por ello, los espacios en blanco refuerzan la parte más destacada, como es el botón CTA.

2. Este botón es uno de los más importantes, por lo que debe tener un diseño que lo resalte bien sobre el resto de información. Es recomendable que esté en negrita, a gran tamaño y si es posible con un diseño en 3D. Podemos situarlo también en un espacio destacado, como la parte derecha sobre el pliegue de la página o incluir una señal direccional que guiará la vista del usuario hacia él, como una flecha.

3. La importancia del botón CTA hace que la estrategia esté preparada en torno a él, así el texto debe ser acorde a este. No basta con que diga “solicitar” sino que debe especificarse qué se obtendrá, por ejemplo “Descargar mi copia ahora” o “Enviarme más detalles”.

4. Herramientas como Instapage, Launchrock, Unbounce o Lander ofrecen plantillas para crear páginas y formularios atractivos y otras herramientas que aumentan la conversión.

En definitiva, crear un buen diseño de nuestra landing page, donde incluiremos el uso de negritas, imágenes o vídeos de calidad, un formulario sencillo y un llamativo CTA, hará que esta sea visualizada rápidamente, el cliente capte el mensaje y la conversión sea mucho mayor.

Las landing page son sólo uno de los elementos necesarios para elaborar una buena estrategia de inbound marketing. ¿Necesitas asesorarte para realizar una buena campaña?