10 señales que te ayudarán a conseguirlo

La cantidad de contenido creado y compartido en Internet en estos días es enorme. Y por enorme, nos referimos a alucinantemente enorme.

Cada minuto, se envían más de 200 millones de mensajes de correo electrónico, se suben más de 72 horas de vídeo en YouTube y se comparten más de 220.000 fotos en Instagram. Por no hablar de los 2,5 millones de piezas de contenido que se comparten en Facebook.

Las empresas y los individuos están creando más contenido – más a menudo – en un intento de atraer a nuevos clientes hacia su sitio web.

Como profesional freelance puede resultar difícil competir con la gran cantidad de contenido que se produce todos los días. Incluso en un pequeño nicho, somos una pequeña gota en el océano. En el 2014, el 69% de las empresas B2C y el 70% de las organizaciones B2B publicaron más contenido de lo que se hizo en 2013 – y no hay nada que indique que esta tendencia vaya a decrecer a lo largo de 2015.

Una de las muchas falacias que los profesionales dicen es que, si pudieran producir más contenido, podrían aumentar la efectividad de sus campañas de marketing de contenidos.

Pero la cantidad no es la respuesta. ¿Cómo podemos esperar atraer a más gente para que lea nuestro contenido?

La respuesta está en la calidad sin más. Los nombres de la técnica pueden diferir, pero el mensaje general es el mismo: Si quieres destacar en un mercado cada vez más competitivo necesitas crear contenido que se eleve muy por encima de la competencia.

¿Cómo puedes hacer esto?

Cuando estamos creando contenido puedes usar una lista de 10 señales clave que te ayudarán a averiguar si has creado algo grande …o simplemente bueno. Sólo después de haber analizado cada punto de esta lista estarás seguro de que el contenido que has creado es el más óptimo.

Así que ahora, sin más preámbulos, vamos a echar un vistazo a esta lista.

marketing contenidos

1) El trabajo es original con excelente ortografía, gramática y puntuación

Es importante producir contenido original y asegurarte de que tu gramática es casi perfecta. Esto por sí solo no te va a dar un gran contenido, pero es un primer paso importante.

La mayoría de las ideas no son nuevas, así que cualquier artículo que estás escribiendo, probablemente no es 100% original. Dicho esto, a menos que puedas darle tu propio giro o añadir información que has encontrado en otros sitios web, probablemente deberías preguntarte por qué estás produciendo este tipo de contenido.

La ortografía y la gramática también son más importantes de lo que piensas. Un estudio realizado por Global Lingo detectó que el 74% de los consumidores que notan errores gramaticales simples reconsideran comprar algo de este sitio web.

2) El artículo es fácil de encontrar, con las palabras clave y metadatos adecuados

El posicionamiento en buscadores sigue siendo importante, y con tantos artículos y videos gratis que abordan este tema, los profesionales de contenido no tienen excusa para no hacer un poco de SEO básico sobre cada uno de los artículos que crean.

Por lo menos, optimiza el título, la meta descripción y la URL que incluya una palabra clave adecuada. También, recuerda agregar texto alternativo a las imágenes y crear enlaces internos tanto desde y hacia su nuevo contenido.

3) El tono es relevante para los clientes

No todas las personas en el mundo quieren comprar el producto o visitar el sitio web que estás promoviendo. Es por eso que es muy importante que conozcas a tu perfil de cliente ideal para producir contenidos específicamente para el segmento al cual te diriges.

Si tu contenido sólo se basa en las personas que nunca van a comprar tus productos o requerir tus servicios, entonces poca cosa vas a conseguir.

Un contenido dirigido trae clientes específicos.

4) Titular que llame la atención

De acuerdo con la investigación realizada por CopyBlogger, el 80% de la gente leerá el título de tu artículo y sólo el 20%  leerá el artículo entero.

El único propósito del título es conseguir que el lector lea el resto del artículo. La mayoría de los titulares fallan en esto.

Un simple cambio de un título de un artículo puede hacer aumentar o disminuir hasta un 500% el tráfico de tu sitio web.

5) El contenido es coherente con el título

Mientras que algunos artículos están escritos exclusivamente para entretener, la mayoría se crean para ofrecer información a los lectores. ¿Tu artículo cumple con la promesa del título y da a los lectores lo que está buscando?

Si publicas una pregunta en el título, el artículo debe responderla. Del mismo modo, si tu artículo promete enseñarles algo, el contenido debe cumplir esa promesa, dando a los lectores los pasos de acción que pueden seguir.

Cuanto mejor resuelva tu artículo un problema o responda a una pregunta, más probable será que los usuarios compartan el artículo con otras personas que tengan las mismas dudas.

6) Acompañar texto con imágenes pertinentes

Una imagen de alta calidad puede hacer que tu artículo sea más memorable. Una gran imagen puede mejorar el diseño de tu sitio web.

Además, el 40% de las personas responden mejor a la información visual que al texto plano, por lo que incluir algunas imágenes,  tipo infografía o gráficos, puede marcar la diferencia entre el rebote o la participación de tus lectores.

7) Ofrece una experiencia de lectura positiva a través de la disposición, la fuente

Los estudios realizados por Nielsen Norman Group han demostrado que el usuario sólo leerá entre el 20% y el 28% de un documento. Estos lectores luego escanear el resto del contenido de la información sólo si encuentran algo particular de su interés.

Para hacer que tu artículo sea de fácil lectura, debe poder ser fácilmente analizado. Los lectores quieren encontrar la información que es importante para ellos, y quieren encontrarla rápido. Si te presentas con un muro de texto no podrán escanear y volverán atrás.

Así pues, la inclusión de subtítulos, listas numeradas, viñetas, imágenes citas etc… te ayudará a hacer un texto más legible.

8) El artículo representa la voz y la estrategia de marca

Cada interacción que tienes con un lector o un cliente, sea a través de un artículo, una llamada telefónica o una reunión cara a cara, se suma a tu identidad de marca. Tu marca es mucho más que un logo.

Cada entrada del blog, artículo… es sólo una acción, sin embargo, será visto por miles de personas que se formarán su impresión de tu marca.

Como resultado de ello, es esencial que tu contenido no sólo evoque una reacción positiva, sino que también vaya acorde con la imagen de tu marca. El envío de mensajes contradictorios que cambian con frecuencia tu voz o mensaje puede confundir a los lectores potenciales.

9) Incluye una llamada a la acción efectiva

Cuando escribas un artículo no sólo quieras que el lector lo lea y luego no haga nada. Quieres que haga algo.

Si has sido capaz de captar la atención del lector para que lea tu artículo, tienes una oportunidad fantástica para llamar su atención.

Con una llamada a la acción al final del artículo puedes pedir al lector que tome alguna serie de acciones:

Publicar un comentario en el cuadro de comentarios.

La inscripción a tu boletín.

Acceso a contenidos descargables a cambio de su correo electrónico.

La compra de algo

La difusión del artículo en las redes sociales…

10) contenido va más allá de las expectativas de los lectores

Los lectores tienen ciertas expectativas cuando empiezan a leer un artículo, por lo general creado por el título y el primer párrafo. Una pieza que está a la altura de estas expectativas es obviamente un fracaso, pero incluso uno que cumple con ellas sólo podrán ser simplemente “bueno”.

El objetivo al crear el contenido es romper las expectativas y entregar una pieza estelar de trabajo que eduque e informe a los lectores más allá de lo que esperan. Mejorar las expectativas es una gran manera de asegurarte que un lector compartirá tu contenido y volverá a leer más.

 No estás seguro de si tu contenido cumple con estándares de calidad? Hazte las siguientes cinco preguntas antes de publicarlo:

  • ¿Estoy añadiendo algo nuevo o estoy simplemente haciendo un refrito de cosas que he leído en otro lugar?
  • ¿Este contenido es mejor que el trabajo de mis competidores?
  • ¿Mis lectores podrán aplicar este contenido? ¿Les servirá de algo?
  • ¿He respaldado el contenido con datos (ya sean míos o datos de otra fuente?)
  • ¿Mis lectores se quedarán con alguna duda después de leer el artículo?

Si sus respuestas a cualquiera de estas preguntas sugieren que su contenido todavía tiene algunos puntos débiles, arreglarlo antes de soltarlo a su público.

Así pues: Al crear consistentemente gran contenido, vas a conseguir hacer crecer tu número de lectores mucho más rápido. Sin duda, si consigues todos estos puntos en cada artículo tienes el éxito asegurado.

¿Tienes algún consejo más para compartir? Si es así, compártelos en forma de comentario.

¿Te interesa el tema? ¿Te podemos ayudar?