Un informe de HubSpot, empresa de Estados Unidos líder en inbound marketing, constata que las compañías que tienen un blog y que publican, al menos, 15 veces al mes, generan 5 veces más de tráfico hacia su web que aquellas que no lo hacen.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), estudió el ROI de HubSpot y detectó que las empresas que hacen inbound marketing generan 4,1 veces más de visitantes y triplican el número de clientes potenciales al mes después de usar HubSpot, al cabo de un año.

Estas cifras son muy positivas y tienen sentido si tenemos en cuenta el método de funcionamiento del inbound marketing. Los enfoques interrumpidos de marketing, al estilo, “compra ahora” ya no funcionan en la actualidad. El número de canales de información no deja de crecer y, por esta razón, nadie es capaz de impresionarse por algún producto o servicio que sólo dedique sus esfuerzos a la promoción directa.

El inbound marketing solo refleja el hecho de que en el mercado actual, el consumidor está en la posición de poder. Si una organización sin ánimo de lucro quiere recibir más ingresos o conseguir más socios o donantes, lo primero que tiene que hacer es ganarse la atención de su público. El inbound marketing tiene que ver con el hecho de construir confianza y autoridad con la gente a través de los contenidos.

Una vez hayas conseguido crear la autoridad y confianza que mantiene la atención de las personas, tu entidad, puede pasar al siguiente paso: cómo convertir ese compromiso de las personas en un compromiso real y fiel. Es decir, la conversión de un contacto cualificado, concienciado en la causa, en un socio, donante, colaborador…

Si quieres saber sobre las nociones básicas de funcionamiento del inbound marketing descárgate esta guía de inbound marketing para ONG de la empresa Inbound Emotion.

Guía: la esencia del inbound marketing

El punto que comentábamos más arriba es el más difícil: convertirse en una autoridad de confianza. Esto no sucede anunciándote en una pancarta o haciendo promociones directas. Para tener éxito con el inbound marketing debes realizar esfuerzos a largo plazo.

Es por eso que la respuesta a la pregunta ¿cuándo tendría que empezar a hacer inbound marketing? es “ahora”. Esta metodología es la única que, de momento, ha demostrado ser rentable, sin embargo, necesitas tiempo para ver los resultados.

Olvidarse de ser viral

Incluso las personas que no están familiarizadas con el término inbound marketing saben qué significa la viralidad. Si tu objetivo con el inbound marketing es ser viral, lo estás haciendo mal. El inbound marketing es una propuesta de largo recorrido que requiere tiempo y esfuerzos por parte de las entidades.

Tu organización no conseguirá tener reputación, ni ser el más informativo, útil y fiable de la noche al día. Tienes que trabajar en eso.

Primero debes tener en cuenta la primera fase de la metodología del inbound marketing: la atracción de tráfico y leads. Las tácticas entrantes para atraer a tus clientes potenciales ideales incluyen: aumentar el tráfico a de tu sitio web a través de las páginas optimizadas para SEO y blogs, y ganarte los vínculos o los leads de calidad. Esto sólo lo puedes hacer publicando contenidos relevantes de forma constante.

Obtener leads cualificados y tener visibilidad en el ranking SEO lleva tiempo. El contenido y el SEO se alimentan mutuamente. Cuando se publica regularmente contenido y este empieza a compartirse, Google, lo considera como un indicador de alta autoridad, por lo que empieza a ocupar el lugar más alto de su clasificación.

Por supuesto, tu gran contenido no provocará que sea más compartido sólo si se encuentra en el primer lugar. Se necesita tiempo para ver si tu estrategia de SEO actual está trayendo el tráfico que necesitas. Cada entidad tiene que ajustar su SEO basándose en resultados reales para mejorar el flujo de tráfico. Eso lleva tiempo, sí.

Así que si tienes en marcha una campaña de afiliación u otra campaña prevista para seis meses a partir de ahora, deberías empezar tu estrategia de marketing ahora. Cualquier retraso disminuirá el potencial de la campaña.

El inbound marketing es una inversión a medio plazo

Ahora nos centramos en la inversión a medio plazo que necesitas para cosechar a través del inbound marketing los resultados que esperas. Entender que los resultados son a medio plazo es importante porque, con el inbound marketing no sólo haces marketing (estás desarrollando activos de marketing). Es decir, los activos que pueden atraer a aquellos ojos y corazones hacia tu organización.

La misma investigación de HubSpot demuestra que el 76% de visitas mensuales en el blog y el 92% de clientes potenciales mensuales de blogs vienen de mensajes realizados hace un mes. Así que, podríamos decir que los artículos del blog o los comentarios son (un poco) como el vino … que envejecen bien con la edad.

Pero también debemos ir actualizando ciertos artículos, ajustar viejas ventradas del blog para refrescar y aumentar el nivel de conversión de las entradas con palabras clave actualizadas y basadas en la investigación más reciente de keywords. Para ser más exactos, nos referimos a la necesidad de actualizar el contenido. Una vez que hicimos eso, el tráfico y los clientes potenciales que vienen de estos artículos “renovados” se duplicarán.

Este enfoque puede funcionar para todo tipo de contenido. Una vez hayas creado un informe en profundidad de palabras clave, hayas actualizado el contenido o publicado con regularidad, estás preparado para ejecutar una nueva campaña de promoción con la correspondiente página de aterrizaje (landing page) o añadiendo una descarga de llamada a la acción para generar más leads y contactos.

Después de crear este activo de entrada de calidad, debes conducir las diferentes perspectivas de tus contactos a través del embudo de conversión. Con esto, también necesitas tiempo. Necesitas una “biblioteca” de activos de contenidos ya creados antes de que puedas comenzar la llamada “nutrición de leads”. Pero cuanto antes comiences, antes empezarás a cosechar los frutos. Y más pronto podrás llegar a ese punto de inflexión en tus resultados.

Comenzar es más fácil de lo que piensas. En primer lugar, debes hacer una inmersión profunda para comprender la metodología del inbound marketing. Después de aprender el marco y los procesos que impulsan el éxito del marketing entrante, puedes poner en marcha tus propios planes. Tu tiempo nunca habrá tenido una mejor inversión que esta.

¿Quieres adentrarte en el inbound marketing?

Guía: la esencia del inbound marketing