Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin… Existen un sinfín de redes y tener presencia en ellas es muy importante para tu éxito. Pero, ¿Cómo llevar a cabo la gestión de redes sociales sin morir en el intento?

Tu imagen en Internet depende de cómo te vean los usuarios a través de las redes sociales. Por este motivo, es fundamental recalcar la importancia de una buena gestión de tus perfiles sociales en la red. Nunca subestimes el poder de la opinión de tus seguidores, su influencia es mucho mayor de lo que parece.

Por ello, responde siempre adecuadamente a sus comentarios, incluso, a los negativos. Este detalle hará ver a los internautas que eres cercano y sabes aceptar las críticas. Internet es muy exigente, por lo que no basta con estar, es necesario aplicar una buena gestión de redes sociales para conseguir un impacto positivo.

El 72% de las empresas admiten que no cuentan con un plan de comunicación. De este modo, muchas compañías se lanzan a la aventura de ser sus propios community managers. El resultado es: perfiles abandonados, sin actualizar, información que no llega al usuario, etc.

El primer paso para lograr buenos resultados es dejar tu reputación online en manos de profesionales. Ellos saben cómo seleccionar las redes sociales que mejor se ajustan a tu perfil empresarial y usar las herramientas de segmentación de mercado, conocen las horas del día más óptimas para publicar, dominan diferentes fuentes de información para ayudarse con la publicación de posts y, lo más importante, son expertos en técnicas de fidelización y posicionamiento SEO. Puedes ampliar esta parte con el siguiente artículo: ‘Cautivar en las redes sociales’

Herramientas de gestión de redes sociales 

En la actualidad, la comunicación 2.0 ha avanzado tanto y son tantas las redes sociales, que ha salido a la luz una gran cantidad de software, capaz de gestionar varias redes sociales a la vez:

HootSuite: Esta aplicación es, posiblemente, las más usada de todas. Es una herramienta sencilla que permite la monitorización de varios perfiles en un sólo panel, dividido en columnas.

Entre sus funciones, cuenta con la programación de mensajes ajustados a la mejor hora del día, según tu timing idóneo; acortador propio de URLs; y con aplicación directa desde su web, por lo que no requiere de una descarga previa. En su contra, se ha de decir que su versión gratuita dista mucho de poder cubrir las necesidades profesionales de un community manager, por lo que, casi siempre, es necesario pagar por una extensión más completa.

GremIn: Es muy similar a HootSuite. Tal vez más intuitiva, pero no tan conocida como la anterior. Ambas tienen funciones muy parecidas, aunque Gremin no dispone de tantas redes sociales para gestionar como HootSuite.

Sin embargo, es una potente herramienta de gestión que te permitirá programar y traducir tus mensajes, agregar hasta dos feeds de noticias, acortar URLs, etc. En su contra, volvemos al tema económico. Para sacar partido a todas sus ventajas es necesario contratar la versión deluxe.

TweetDeck: Una aplicación de gestión de redes sociales que se usa desde un mismo panel y es totalmente gratuita. No sólo permite gestionar un número ilimitado de cuentas, sino que también posee cuatro versiones para su uso (web, app de Chrome, app para PC y una aplicación móvil para iOS y Android).

En su contra, se ha de señalar que no ofrece informes estadísticos y no permite cuentas, más allá de Twitter o un perfil de Facebook.

En definitiva, las redes sociales no deben quedar en el olvido y su buena gestión te empujará hacia una reputación online que te posicionará mejor frente a la competencia y hará que los internautas puedan llegar a convertirse en clientes potenciales. En el siguiente artículo te detallamos los pasos para hacer una buena estrategia en redes sociales: ‘3 pasos para crear una estrategia en social media’.

¿Quieres aprender más sobre gestión de redes sociales? Descárgate nuestro ebook gratis: ‘Sácales jugo a tus redes sociales’

Si prefieres te podemos asesorar sobre un buen plan personalizado de gestión, monitorización y contenidos de tus redes sociales.

¿Empezamos?